Qué hacer con el préstamo de Moni en verano

Gimnasio, bronceado, tratamientos, ropa, vacaciones… ¿Vos qué querés hacer con el préstamo de Moni?

Se acerca el verano y a las mujeres nos agarra el ataque por llegar divinas al 1ro de enero. Claro, hay que ponerse la bikini, ¡aunque sea para tomar sol en la terraza! El problema es que en 15 días no hay dieta, gimnasio, ni bronceado que alcance, así que nunca arrancamos o lo intentamos igual… Vos, ¿de qué lado estás? El otro tema es el bolsillo: el dinero no alcanza para nada.

Pagás el gym o te comprás el autobronceante, ¡salen casi lo mismo! Si te querés echar al sol también necesitás protección (¡cuidate!) y tenés que elegir entre el protector solar 50 o pagar un nuevo traje de baño, ¡todo no se puede! Yo te recomiendo que salgas a caminar y te guardes unos pesitos para las vacaciones. Media horita por día puede hacer la diferencia.

Para renovar el guardarropas veraniego andá de compras ¡a tu placard! Seguro que revisando bien encontrás un montón de cosas que nunca usaste o que volvieron a estar de moda… Túnicas, camisas largas, shorts y canastas vuelven verano tras verano. Capaz hasta recibís algunos regalitos de Navidad y los cambiás por lo que te venga bien.

Si sos de las que le pusieron garra todo el año al ejercicio y a la comida sana, te merecés un premio. Si no, seguro estarás pensando como yo cuál de todos los tratamientos que existen hoy en día podés hacerte. Hay varios procedimientos express que ayudan a mejorar el cuerpo en pocas sesiones. ¡Y no hace falta que hipoteques la casa para pagarlos! Yo puedo prestarte para eso y mucho más. ¿Sabías que desde la app de Moni solicitás un préstamo en minutos y te deposito la plata en el acto en tu cuenta bancaria? Todo online, sin trámites ni gastos ocultos.

Lo último que quiero recomendarte, para llegar diosa al verano, es la depilación definitiva. Como ya se termina el año no vas a poder depilarte grandes zonas (no se puede tomar sol durante el tratamiento), pero podés comenzar probando con las axilas y el cavado, ideales para esta siempre lista para la pileta o la playa. Cuando quieras afrontar el gasto de todo el cuerpo, ya sabés, me pedís un adelanto (puedo darte hasta $ 20.000) y me lo devolvés en 3 cuotas. Con el dinero que te presto hacés lo que quieras: te ponés divina, te comprás algo o te vas de viaje.

Qué hacer con el préstamo de Moni en verano
1 (20%) 1 voto