Préstamos para las vacaciones

Hay un momento en que los jóvenes empiezan a irse de veraneo con los amigos. La primera vez puede estar cerca y es mejor estar bien preparado/a.

Llega el día en que tu hijo se va de vacaciones solo. A todos nos puede pasar… Definitivamente, ¡nos va a pasar! Los adolescentes quieren concretar esa prueba en algún momento de sus jóvenes años, e irse con amigos durante el verano suele ser la primera experiencia. A pesar de los miedos que podemos tener los padres, está bueno apoyarlos en sus decisiones y alentarlos a pasarla bien, cuidándose y tomando los recaudos necesarios.

Acompañarlos en la búsqueda de alojamiento y conocer sus planes durante la estadía es parte importante del plan. También ayuda que hoy en día estamos muy comunicados. Pero más valioso aún es el diálogo constante con los chicos antes de viajar, para que comprendan que los miedos no son infundados por sus actitudes sino por el entorno que los rodea.

Una vez atravesada esta primera instancia hay que ponerse manos a la obra. Encontrar el lugar adecuado para que se alojen, chequear que acepten jóvenes solos y que alguno de los padres firme el contrato de alquiler, por ejemplo. Entiendo la ansiedad, ¡pero no da que quieras acompañar a tu hijo! Vas a tener que aguantar (seguramente sin dormir bien) los días que esté fuera y rezar porque te llame. Es importante establecer pautas clara en todo sentido; entre ellas, acerca de cómo y con qué frecuencia deberá reportarse.

Si van a viajar en micro, a la Costa Atlántica u otro destino dentro de Argentina, los menores de 17 años tienen que tramitar una autorización para trasladarse solos, firmada por al menos uno de los dos padres. Para tramitarla, se debe acreditar el vínculo con DNI o pasaporte del menor, DNI del representante legar (padre o madre), libreta de matrimonio o partida de nacimiento. Se debe llevar esta documentación (original y fotocopia) al momento de comprar el pasaje.

El tema del dinero también hay que resolverlo. Desde aquí puede pagarse el hospedaje, pero vas a tener que contar con plata para que tu hijo se lleve para otros gastos, comer, salir, etc. Por seguridad y para tener un mayor control posterior sobre lo que se gastó, sería mejor que los chicos no lleven todo el dinero en efectivo. Un buen recurso puede ser una tarjeta de débito, con fondos limitados y para usar según lo acordado.

Si necesitás un préstamo, puedo ayudarte. Podés pedirme un crédito personal desde la app de Moni y en minutos te respondo si está aprobado. Es muy simple, rápido y fácil de sacar. Sin trámites, ni papeleo, sin moverte de tu casa y de forma totalmente online. Puedo darte hasta $ 30.000, a devolver en 6 cuotas. Si el/la joven que viaja es mayor de 18 años, también puede pedirme dinero en efectivo. Solo tiene que acreditar la edad, tener algún tipo de ingreso regular y una cuenta bancaria a su nombre.

¡No hay más excusas! Vas a tener que decir que sí, que puede irse de vacaciones solo. Moni te acompaña en todos los momentos de tu vida y te brinda soluciones para cada necesidad. Por último, no te olvides que conmigo puedes recargar la SUBE en un toque

 

Préstamos para las vacaciones

Préstamos para las vacaciones.

Préstamos para las vacaciones
4.9 (98.15%) 108 votos