Préstamos en línea rápidos

La tecnología te ayuda a conseguir dinero rápido, seguro y sin vueltas. Todo sobre los préstamos en línea.

Los bancos tradicionales hace tiempo que no son la única opción para resolver cuestiones financieras. Las plataformas electrónicas llevan ya varios años atrayendo a clientes digitales; jóvenes (y no tanto) que se alejan de las sucursales bancarias, las filas y los papeleos. Este público prefiere los smartphones, las apps y los trámites por Internet para dar sus primeros pasos en el mundo financiero o para solucionar algún imprevisto. Una de las alternativas más buscadas son los préstamos en línea. ¿Las razones? Además de lo dicho (los clientes han cambiado), está el tema de los requisitos, la espera y la burocracia. ¿Las ventajas? La agilidad y la conveniencia de los créditos online.

Para quienes necesitan acceder a un préstamo personal sin tener que pasar por el extenso proceso de las entidades bancarias, mis adelantos de dinero son una excelente solución. A través de mi sitio web o descargando la app de Moni en tu celular podés obtener la suma que necesites para gastos personales, saldar alguna deuda o realizar una inversión de negocios. Es así de simple: te registrás (la primera vez) y me proporcionás algunos datos para que pueda conocerte. Solicitás el monto que querés pedirme (puedo darte hasta $ 20.000, a devolver en 3 cuotas) y en minutos te respondo por la aprobación, el monto y las forma de pago. Todo el trámite es online, sin papeleos, grandes requisitos, ni demoras. Seguí leyendo para enterarte por qué me eligen millones de personas.

¿Por qué elegir los préstamos en línea?
Porque podés pedirlo aunque no tengas recibo de sueldo, tarjeta de crédito, ni ingresos súper altos. También, porque me podés pedír ahora y, si te apruebo, recibís el dinero en el acto. Porque sólo tenés que ser mayor de 18 años, tener una cuenta bancaria a tu nombre y algún tipo de ingreso. Porque no tenés que explicarme para qué es la plata; para Moni es lo mismo si el efectivo es para comprarte una moto, ir a la peluquería, comenzar un emprendimiento o pagar el alquiler. ¿Querés más motivos? Lo resolvés en minutos, no te movés de tu casa y en el día contás con la platita. Mi préstamo por internet no tiene letra chica, ni gastos ocultos: siempre sabrás cuánto tendrás que pagar y en qué plazo antes de solicitarlo. Si es la primera vez que me pedís, podés probar en el simulador de préstamos diferentes alternativas.

¿Cómo funcionan los préstamos en línea?
En la actualidad los bancos también tienen una fuerte presencia online; aun así sus créditos siguen siendo rígidos, conllevan mucho papeleo y tardan en formalizarse. Entonces te preguntarás cómo hacen las plataformas financieras (como Moni) para darte un préstamo online. No son préstamos tradicionales para comprar un departamento o un auto, si no de microcréditos a devolver en un corto plazo. Chequeo tus datos y te apruebo o no de acuerdo a tu historial crediticio. Los intereses que pagás por el adelanto están muy claros y sabés de antemano cuánto tendrás que devolver y el plazo. Lo bueno es que si cumplís, los beneficios son cada vez mejores. ¡Cuánto más me pedís, menos pagás!

En Moni además de poder pedir un préstamo, podés pagar tus facturas y/o recargar tu celular y financiarlo si necesitás. Un sitio para resolver varias cuestiones: obtenés dinero de manera rápida y segura; tenés crédito para hablar y saldás tus cuentas de luz, gas y cualquier otro servicio. Si todavía no conocés las virtudes de los préstamos en línea, te invito a entrar ya mismo en mi web y pedirme plata.

Préstamos en línea

Préstamos en línea

 

Préstamos en línea rápidos
4.7 (93.33%) 3 votos