Pedime un préstamo para gastos escolares

Pedime un préstamo para gastos escolares. Te doy un adelanto en efectivo para pagar matrículas, profesores particulares y comprar todo lo que te piden para el colegio.

Pedime un préstamo para gastos escolares. Año a año los colegios privados aumentan sus aranceles en alrededor de un 30% y se hace cada vez más difícil mantener a los chicos en estos establecimientos. Aun así, los padres hacen un gran esfuerzo para quedarse en la escuela que eligieron para sus hijos (donde probablemente han pasado parte de su vida y tienen su grupo de pertenencia). Intentan achicar costos por otros lados para no tener que realizar cambios en esta área, ni pasarse a la educación estatal (que tiene sus propios problemas).

Al pago de la cuota mensual, que muchas veces se prolonga durante los meses de enero y febrero, hay que sumar -a comienzos de año- otros gastos escolares. Contar con unos pesos en efectivo, en esta época, puede ser de gran ayuda para no arrancar marzo con los bolsillos vacíos. ¡Moni te entiende!

Clases particulares
En enero, muchos chicos comienzan a preparar materias para rendir exámenes en febrero. “Llevarse a marzo” una o varias materias supone un gasto extra importante. Es común que los jóvenes requieran apoyo para estudiar y así comprender mejor los temas que no llegaron a aprobar. Los maestros particulares además sirven para que, hablando mal y pronto, ¡pongan el culo en la silla! Si viene el profesor o la profesora (o nuestros hijos van a su casa), no hay distracción posible, ni tiempo de hacer otras cosas. Seguro que así hacen la tarea, repasan, no se pelean con los padres y tienen más chances de dar bien las asignaturas… Por supuesto, estas horas de Matemática, Física o Biología ¡valen oro! Vas a necesitar mucho cash (efectivo) para pagarlas.

Matrículas
En octubre de cada año, los colegios tienen la obligación de informar el valor de la cuota del año siguiente y envían la matrícula (inscripción), con el nuevo importe, para ser pagada antes de fin de año. Si bien en muchos casos ofrecen dos cuotas, este monto se suma a los gastos corrientes del mes (incluido el arancel habitual de la escuela) y supone un sacrificio extraordinario. Si tenemos dos o tres hijos, el desembolso se multiplica. Así quedan las matrículas, postergadas para los meses del verano y superpuestas con las vacaciones, ¡otro problemón!

Una buena alternativa es solicitar un adelanto rápido para abonarlas en tiempo y forma; devolviendo la plata en 3 cuotas y acomodando las mismas a los meses que estés más holgado. Por ejemplo, si lo pedís en septiembre, vas a pagar el préstamo de octubre a diciembre; y si lo pedís en enero, lo saldarás de marzo a mayo.

Compras escolares
Para el cole te piden de todo: útiles, uniformes, libros de texto, materiales… Pero antes de salir a comprar, chequeá lo que tenés en casa del año anterior para reutilizar. Lo que te falta te conviene adquirirlo en tiendas mayoristas o en páginas web de este rubro. Las primeras, generalmente, ofrecen descuento por cantidad y pago en efectivo. En las segundas te beneficiás si comprás una lista completa de útiles o si hacés cierta cantidad de pedidos (de todo un curso, por ejemplo). Para los libros, recurrí primero a familiares y amigos (u otros padres del colegio cuyos hijos ya hayan pasado por ese grado) y pedí los textos prestados o compralos más baratos. Suelen existir grupos de WhatsApp de venta escolar donde circula este tipo de información. Los uniformes, donde sea, ¡pero siempre un talle más grande (para que duren)!

Pedime un préstamo para gastos escolares. Mis préstamos personales, súper rápidos y totalmente online, pueden servirte para esto y mucho más. Pedime dinero y ponele nafta al auto para llevar y traer a los chicos. Cargá la tarjeta SUBE para que les dure todo el mes. Si ya son más grandes, hasta podés comprarles bicicletas para ahorrar en transporte y tener un gasto menos.

Pedime un préstamo para gastos escolares

Pedime un préstamo para gastos escolares.

Pedime un préstamo para gastos escolares
5 (100%) 107 votos