Pago de facturas Claro

¡No te quedes sin línea! Con mi app pagás cualquier servicio en un toque, sin dinero y desde cualquier lugar. Además, otros beneficios de pedirle un adelanto a Moni.

Comienza el mes y todo tu sueldo está destinado a pagar. ¡Pagar, pagar y pagar! No es un mantra, ni una canción… Es lo que tenés que hacer con tu dinero para cubrir los gastos de la casa, el auto, los servicios, las compras y un montón de consumos fijos más, que te dejan sin un centavo. Entre todas las facturas que te llegan, la del celular no puede quedar afuera. Podés quedarte sin comer, ¡pero nadie quiere vivir sin móvil ni un solo día! Abonás a tiempo o te quedás sin línea. ¿Pero qué pasa si un mes no te alcanza?

Cuando no llegás a pagar todo, empieza el rompecabezas de los pagos: ponés acá, sacás de allá; cubrís esto y esperás para aquello… ¡Malabares para tapar los baches y aguardar tiempos mejores! Pero, como ya dijimos, hay servicios que no puede esperar. No te podés quedar sin luz, sin agua o sin teléfono. Hay que pagar, sea como sea. Bueno, yo tengo una alternativa que te va a ayudar: abonar tus facturas online, con mi aplicación. ¡La app de Moni es muy gauchita! Sirve para que me pidas dinero, pero también para “garpar” varias cosas. Seguí leyendo que te cuento más.

Mi app tiene varias funcionalidades. La primera opción, para contar con efectivo, es solicitar un adelanto de dinero, que deposito en el acto en tu cuenta bancaria. Aplicás al crédito de forma totalmente online, sin trámites ni papeleo; sin demoras y con muy pocos requisitos. Te registrás en mi sitio web o descargás la aplicación y me pedís el préstamo. En pocos minutos recibís la aprobación y disponés de la plata en el día. En el Simulador de créditos podés chequear los montos, las condiciones de devolución y los plazos de pago. Todo claro y sin letra chica. Con la platita en mano hacés lo que te venga mejor.

Otra alternativa es contar conmigo para pagar los servicios, por ejemplo tus facturas Claro. Es muy simple. Ingresás a la app desde tu celular. Hacés clic en el botón “Pagar tus cuentas” y seguís los pasos. Vas a tener que escanear el código de barras de tu factura o ingresar el código de referencia. Si no los tenés a mano, elegí la opción “Pagar sin factura” (seleccionando el operador correspondiente). Luego escogés la fecha de pago… ¡Y ahí es donde vuelvo a intervenir para salvarte! Porque podés optar por pagar el mismo día; el mes que viene -Moni te presta, después lo devolvés-; o en 3 cuotas. ¡¡¡Sí!!! ¡Pagás tus facturas Claro -o cualquier otra- en tres cuotas!

De esta forma resolvés varios problemas sin moverte de tu casa, desde el escritorio o desde el asiento del colectivo. Además, está disponible a toda hora, todos los días del año. Pagás sin hacer colas y sin dinero en mano. No sacaste un peso de la billetera y ya tenés pago ese servicio que te estaba apurando.

¿Te olvidaste de pagar? ¡Ingresá a Moni! ¿Este mes no te alcanza? Pedime financiación. ¿Necesitás efectivo? Solicitá mi adelanto. Podés pagar facturas Claro, pero también pedirme un crédito personal; cargar tu SUBE; recargar el celu; o abonar compras en algunas tiendas online.
Si sos mayor de 18 años, tenés algún tipo de ingreso y una cuenta bancaria a tu nombre, estás en condiciones de solicitar mis beneficios. ¡Moni da para todo! Te da mucha platita y vos la usás cuando te conviene.

 

Pago de facturas Claro
Califique la nota