¡Moni me salvó en vacaciones!

¡Moni me salvó en vacaciones!

Julieta, Claudia y Lucas, como cientos de clientes, resolvieron sus apremios de dinero con mi app.

“Nos escapamos unos días a la playa, para descansar y cambiar un poco de aire. Pasamos todo el año encerrados en casa, trabajando, estudiando y cuidándonos de la pandemia, así que mi familia y yo lo necesitábamos. El tema es que esperaba que me depositen una plata, que tenía que cobrar estando en la Costa, y el pago se atrasó. Tenía que conseguir efectivo de forma urgente para pagar el alquiler. No sabía qué hacer… ¡Hasta que me acordé de Moni! Le pedí un préstamo online y al toque me respondió que sí. Me depositó el dinero enseguida en mi cuenta bancaria y problema solucionado”, cuenta Julieta.

Ella es una de las tantas clientas que todos los días recurren a mis préstamos personales rápidos y online para salir de algún apuro, acceder a un monto de dinero que no pueden juntar de otra forma o realizar cualquier compra o pago en efectivo con la plata que les presto. Como no es un crédito bancario, no tienen que informarme para qué van a usar la plata. Además, los requisitos son mínimos y la respuesta se las doy en minutos. Puedo otorgar hasta $ 60.000, a devolver en 6 cuotas. Pero cada cliente selecciona -cuando ingresa a la app o a la web- el monto que necesita y se evalúa el caso en el momento. El adelanto de dinero lo acredito en el acto, como hice con Julieta.

“Estamos pasando unos días de vacaciones en casa. Entre el COVID-19 y la situación económica no da para más. Pero hay que entretener a los niños así que vamos a la plaza, a veces compramos helados y cuando estamos adentro jugamos a algún juego de mesa. Tenía ganas de contratar Disney+, para que los chicos puedan ver películas, pero no sabía muy bien cómo hacer. Una amiga me dijo que con Monicard es muy simple suscribirse. Yo conocía los préstamos de Moni pero no su tarjeta prepaga. La pedí online y me la habilitaron inmediatamente. Ya estamos disfrutando de todas las plataformas y de un montón de descuentos que tiene Monicard”, relata Claudia.

Como Claudia, vos también podés pedir mi tarjeta virtual. Descargás la app en tu celular, te registrás (si es la primera vez que ingresás) y solicitás la Monicard. Esta tarjeta de crédito prepaga no tiene costo de emisión ni mantenimiento. Se recarga con saldo de tu cuenta, con tarjeta de débito o con un adelanto de Moni. Te la habilito en el día y en seguida podés usarla para comprar online o para suscribirte a Netflix, Spotify y otras plataformas como hizo esta clienta. Los requisitos son mínimos, tiene muchos beneficios y el respaldo de Mastercard. Conocé más ingresando a www.moni.com.ar o en mi aplicación.

Dice Lucas: “Me fui de vacaciones y le presté mi departamento a un amigo. Estaba en medio de la montaña y me avisó que habían llegado un montón de facturas para pagar. ¡La verdad me había olvidado de que tenía varios servicios pendientes de pago! Mi amigo se ofreció a abonarlos, pero le dije que no se preocupara, que yo lo resolvía desde mi celular. Sabía que teniendo wifi y la app de Moni no necesitaba más: ¡ni siquiera dinero disponible! En unos minutos y en dos o tres clics ya había pagado todo. Saldé todas las facturas -aprovechando la financiación de Moni- y seguí disfrutando tranquilo de la naturaleza. A la vuelta me puse al día y le devolví el adelanto”.

Lucas y miles de usuarios de Moni saben que no tienen de qué preocuparse. Con mis servicios resuelven un montón de situaciones simples o complicadas de dinero que de otra forma serían un problema: un préstamo de efectivo, el pago de facturas, la recarga del celular o el acceso a una tarjeta de crédito. ¡Contá conmigo y, como ellos, después contame cómo te fue!

¡Moni me salvó en vacaciones!

¡Moni me salvó en vacaciones!

¡Moni me salvó en vacaciones!
Califique la nota