Organizá tus finanzas

Arrancá el año organizando tu hogar y tus finanzas con la ayuda de Moni.

Soy de las que piensa que para empezar bien el año, hay que poner un poco de orden. Un buen descanso, vacaciones, cortar unos días durante el verano y en marzo sí, arrancar el 2020 con todas las pilas. La mente despejada, nuevas ideas, ¡energía renovada! La casa también tiene que acompañar; el verano se presta para estar más relajados, menos horarios más desorden. Pero para volver al trabajo y sobre todo a la rutina escolar con chicos, hay que reorganizarse.  A limpiar los dormitorios, despejar escritorios, hacer cambio de guardarropas, revisar útiles, uniformes, etc. Año nuevo, agenda nueva. En papel o virtual pero con todos los meses por delante para llenar de buenos proyectos. Lo mismo para la economía del hogar: es momento de establecer metas, regularizar deudas, planificar gastos y ahorros. ¡Pero vamos por partes!

Sé que cuesta y lleva tiempo adentrarse en las profundidades del orden de la casa. ¡Pero no tiene por qué ser el laberinto del terror! Una forma de arrancar es ambiente por ambiente, por ejemplo. Hacer un cuarto por mes o un placard al menos… ¿Dos o tres cajones? ¡Por algo se empieza! Andá de lo más pequeño a lo más grande. Ordená la ropa, seleccioná lo que vas a usar esta temporada, guardá lo de verano que ya no necesitás. ¡No acumules! Podés separar las prendas de tu armario según sean para: “usar”, “guardar”, “vender” o “donar”. Lo que sí conserves guardalo limpio, embolsado y etiquetado para invierno/verano o por miembro de la familia. Así te será más fácil identificar los bultos la próxima vez que ordenes. Si ya lleva dos o tres años sin uso, no va más, no lo guardes “por las dudas”.

Tanto la ropa como los muebles se pueden reciclar. Seguro hay prendas que te gustan pero necesitan arreglos para actualizarse o la decoración de la casa pide a gritos un cambio, ¡hacélo! Es momento de planificar la pintura de la cocina, el reemplazo de las cortinas o la compra de nuevos elementos de guardado como cajas o canastos. Una vez que empieces a ordenar querrás que todos los ambientes se vean mejor y no podrás parar. ¡No importa si te lleva todo el año! ¡Un paso a la vez es como se avanza! (dijo Moni la filósofa). Si es cuestión de dinero, yo puedo prestarte.

Si tenés hijos, el comienzo de las clases es un capítulo aparte. Para no comprar de más, primero hay que saber lo aún sirve del año pasado. Las mochilas, las cartucheras y los uniformes (salvo que queden chicos) se limpian, se acondicionan y se reutilizan. Rescatá todos los útiles que puedas. Doná lo que no necesitás. La mayoría de los libros pueden conseguirse usados a mejor precio. Investigá en los grupos de WhatsApp de la misma escuela o de Facebook. ¿Tenés que comprar muchas cosas? Pedime un préstamo personal, rápido y online. Te deposito la plata en el acto en tu cuenta bancaria y me la devolvés en cuotas.

Tus finanzas también deben llegar a un equilibrio. ¿Tenés deudas? ¿Necesitás efectivo para comenzar el año? ¿Querés poder ahorrar? ¿Te vendría bien un crédito para tu casa, tu negocio o tu emprendimiento? ¿Te falta para pagar alguna factura de servicios? Organizar tu economía te permitirá visualizar dónde está el problema, qué medidas tomar para solucionarlo y lograr así un balance entre tus ingresos y tus gastos. Moni te ayuda a pagar, te presta efectivo, te permite cargar la Sube o el celular y te otorga la tarjeta virtual prepaga MoniCard para compras o adelanto de dinero. Consultame en la web o a través de la app y te cuento cuál de mis servicios te puede ayudar.

 

Organizá tus finanzas
Califique la nota